Textos Perdidos

Lo que suma… Lo que resta…

Lo que suma… Lo que resta…

Eres el algoritmo indescifrable

dentro de una página en blanco.

Eres la torre de aquella iglesia,

refugio de una sorda campana

que conversa con las cigüeñas

de año en año.

Eres suma

pero también resta;

la suma de un todo y un nada,

las palabras que se restan

cuando multiplicas los actos.

Eres todo aquello que piensas

y todo lo que callamos.

El otro verbo,

el verso opuesto

ese que despliega sus alas

y se evapora,

se evapora

© Leonor. R. Ferreras