TEXTOS PERDIDOS

Camino

Me equivoqué en el camino
ni dudé un segundo para andarlo,
férreas huellas que
a cada paso se van marcando,
y ni siquiera estaba dibujado
sólo eran mis pies que se iban ajustando.
Y si supieras amor, todo lo que soñé al lado de un abismo;
que mis manos, todo, todo podían alcanzarlo…